Con tus compras ya estas participando de grandes premios!!!

AZÚCAR IMPALPABLE KEUKEN LODISER X 500G
ORIGEN: ARGENTINA

USOS
Se utiliza en repostería para cubrir y dar un último toque de decoración suave a postres o dulces. Mezclado con agua caliente y limón produce el glaseado con el que se decoran postres como el apfelstrudel. Mezclando el azúcar glas con un poco de agua, se obtiene una pasta con la que se puede cubrir o decorar los dulces o pasteles y que al secarse forma una fina capa de un elegante brillo blanquecino y crujiente. El glaseado admite añadidos que permiten obtener variantes de color y de sabores (colorantes alimenticios y sabor a chocolate, vainilla, fresa, etc.).

Por su textura extremadamente fina, el azúcar glas espolvoreado sobre un postre permite que el sabor dulce del azúcar se derrita instantáneamente en la boca, a diferencia del azúcar granulado común.

Se suele espolvorear en piezas de bollería tales como las berlinesas, las milhojas, brazo gitano, etc. O simplemente espolvorearse sobre un bizcocho o queque.

También se emplea en la elaboración del merengue para decoración de tartas. De esta forma queda más fino y homogéneo al no notarse los cristales de azúcar granulado.

Azucar Impalpable Keuken Lodiser X 500GR - LODISER -

$1.584,00 $1.425,99
Sin stock
Azucar Impalpable Keuken Lodiser X 500GR - LODISER - $1.425,99

AZÚCAR IMPALPABLE KEUKEN LODISER X 500G
ORIGEN: ARGENTINA

USOS
Se utiliza en repostería para cubrir y dar un último toque de decoración suave a postres o dulces. Mezclado con agua caliente y limón produce el glaseado con el que se decoran postres como el apfelstrudel. Mezclando el azúcar glas con un poco de agua, se obtiene una pasta con la que se puede cubrir o decorar los dulces o pasteles y que al secarse forma una fina capa de un elegante brillo blanquecino y crujiente. El glaseado admite añadidos que permiten obtener variantes de color y de sabores (colorantes alimenticios y sabor a chocolate, vainilla, fresa, etc.).

Por su textura extremadamente fina, el azúcar glas espolvoreado sobre un postre permite que el sabor dulce del azúcar se derrita instantáneamente en la boca, a diferencia del azúcar granulado común.

Se suele espolvorear en piezas de bollería tales como las berlinesas, las milhojas, brazo gitano, etc. O simplemente espolvorearse sobre un bizcocho o queque.

También se emplea en la elaboración del merengue para decoración de tartas. De esta forma queda más fino y homogéneo al no notarse los cristales de azúcar granulado.